¡Cuidado!: La propaganda financiera tambien existe

Muchas veces la intervención de las autoridades en los mercados produce efectos nefastos.

Algunas consideraciones para tener en cuenta antes de invertir.

PracticalSpec

(la mayor parte de este artículo ha sido extractado de “Practical Speculation” de Victor Niederhoffer y Laurel Kenner, John Wiley & Sons, Inc., Hoboken, New Jersey, 2003)

Muchas veces la intervención de las autoridades en los mercados produce efectos nefastos.

  • En un discurso del el 5/2/1996, Alan Greenspan, calificó los precios alcanzados por las acciones tecnológicas de “exhuberancia irracional” causando una fuerte reacción negativa hacia la industria, el optimismo y el crecimiento.
  • Entre mayo y julio de 2008, innumerables autoridades y economistas recomendaron a la población, especialmente a los más jóvenes, mantenerse en los fondos de más alto riesgo en las AFP, aun cuando era inminente la crisis financiera subprime.

Hay que entender que las autoridades tienen que ser muy cuidadosas con sus recomendaciones y comentarios, porque la fé pública en ellos, puede producir corridas (ventas masivas, como en el primer caso) o mantención de posiciones (inacción, como en el segundo caso), generando cuantiosas pérdidas en ambos casos.

La propaganda y la veracidad de las ganancias pubicitadas por las empresas.

  • Son muy impredecibles
  • No existe correlación significativa ni confirmada entre las ganancias de una empresa y su valor de mercado
  • Impostores de ganancias. No es raro encontrar hoy en día ejecutivos de empresas como Adelphine Communications, Arthur Andersen, Enron, HomeStore, ImClone, Tyco o WorldCom procesados por la ley. Por lo mismo las fiscalías analizan más balances que los analistas financieros.

¿Qué revisarle a los estados financieros para detectar eventuales fraudes?

Ponga mucho ojo cuando las utilidades no se generan producto de las operaciones. Busque las siguientes señales:

  1. Revise flujos de caja y el detalle de la caja y del resto de los activos circulantes. La caja es el primer ítem del balance. Revise como varían los flujos de caja entre un año y otro. El flujo de caja muestra el efecto neto producido por los ingresos y los gastos. Si las operaciones de una empresa generan continuamente pérdidas  de liquidez, ¿quién podría interesarse en comprarla?
  2. ¿Anuncia la empresa disminuciones de capital por la vía de recompra de acciones?. En muchas ocasiones esto anticipó muy buenos rendimientos en el valor de la acción. Mediante esta operación el directorio de la empresa le dice a los accionistas que la acción está subvalorada (estan dispuestos a comprar), mejoran los indcadores financieros de la empresa, ya que manteniendo el resto de las variables sin tocar, las utilidades y los dividendos se dividirán entre una menor cantidad de acciones. Por último otorga flexibilidad a la empresa porque puede usar esta vía para reemplazar un mal dividendo, que sería percibido como una muy mala señal, en tanto la recompra de acciones es un hecho eventual.
  3. ¿Paga la empresa buenos dividendos? Dividendos altos siempre se correlacionaron con altos rendimientos del valor, en el último siglo.
  4. ¿Cómo han variado los inventarios y las cuentas por cobrar? Aumentos de cualquiera de los dos son, en general, muy malas noticias.
  5. ¿Paga impuestos la compañía? Si la empresa muestra grandes utilidades y resulta que no paga grandes impuestos, es señal casi segura de que estas no son más que una quimera. Al contrario si enfrenta un gran pago de impuestos es señal inequívoca de que estas utilidades son reales. ¿Cuán distinto es el balance financiero del balance tributario?

Análisis Técnico.

Es un mounstruo de tantas cabezas que, siempre, ocurra lo que ocurra, algunos de sus estimadores, explicará lo ocurrido (aunque muchas de sus otras cabezas pronosticaban lo contrario).

“Somos el número 1”.

Usualmente esto significa: “No por mucho más tiempo”. La soberbia y la arrogancia eran considerados pecados graves por los antiguos griegos. Su presencia es una clara advertencia para el mercado.

Las computadoras escriben la historia del mercado.

La mayor parte de las noticias financieras que recibimos hoy, podrían programarse mediante un puñado de simples reglas. Si estos informes están hechos por personas, estas están actuando con muy poca inteligencia.

Naturalmente, estas recomendaciones no son válidas en todas las épocas y circunstancias, no obstante si son válidas en el largo plazo y vale la pena tenerlas en cuenta. Ud. puede ignorar estas recomendaciones, pero el mercado no. Menos en tiempos difíciles y de baja confianza.

La propaganda financiera existe. Está aquí entre nosotros, en Santiago, en Nueva York y en Londres. En todos lados. Nos induce a realizar la mayor cantidad de trasacciones posible y, en general, nos induce a realizar la transacción incorrecta.

¿Recuerda Ud. algún caso en que algún medio de comunicación haya recomendado o estigmatizado algún valor bursátil y que semanas después el resultado haya sido exactamente lo contrario?

Frente a la incertidumbre, el ser humano necesita entender y poder controlar. Aceptará casi cualquier explicación, por peregrina que sea, en lugar de quedarse sin ninguna. La ilusión del control es mejor que la no percepción de control alguno.

Se podría argumentar que los operadores de bolsa y los inversionistas se concentran en las utilidades de las empresas por la misma razón que una persona que agoniza lo hace en el más allá. Es también la misma razón por la que el argumento más utilizado en los buscadores de internet después del ataque a las torres gemelas el 11/9, fue “Nostradamus”.

Observe cómo sube el rating de las noticias financieras en épocas de bajas bursátiles. Casi todos esos teleespectadores necesitan saber qué hacer con su dinero. Seguramente están, en ese momento, perdiendo oportunidades de ganar, o perdiendo dinero. Paradojalmente uno podría utilizar estos ratings para decidir, con bastante seguridad, cuando entrar o salir del mercado.

Algunas estrategias de propaganda sobre las utilidades corporativas:

  1. Contabilizar las utilidades de una actividad aun cuando la mayor parte del trabajo todavía está por hacerse.
  2. Utilizar el crédito para dar la apariencia de crecimiento.
  3. Contabilizar costos como si fueran activos. Las empresas tienen, en general, una gran discrecionalidad para activar o diferir costos de desarrollo de software, costos de puesta en marcha y otros.
  4. Manipulación  de los costos de publicidad y de investigación y desarrollo para amortiguar variaciones en las utilidades.
  5. Manipulación de los costos de comercialización, anticipando o difiriendo, para suavizar variaciones en las utilidades.
  6. En la contabilización de adquisiciones: (Cargar el eventual exceso pagado por la firma adquirida contra los gastos de investigación y desarrollo, en lugar de amortizarlos en el tiempo / Mezclar grandes adquisiciones con quiebras dudosas para dificultar la comparación de ingresos en el tiempo / Período en que el exceso del valor de mercado de una empresa sobre su valor libro es amortizado. Mientras más corto el período más se afectarán las utilidades de corto plazo.)
  7. Los costos de una reestructuración son generalmente considerados gastos. Estos gastos pueden ser sobrestimados, corrigiéndose el error gradualmente en los períodos siguientes. Se obtiene de esta manera un conveniente flujo de utilidades para el futuro.
  8. Al consolidar los resultados, una empresa puede presentar su partcipación total en las utilidades de la subsidiaria, sin reflejar sus activos ni pasivos en el balance de la empresa principal.
  9. Subvaloración de activos. La administarción tiene una herramienta muy flexible en esta materia, ya que le es posible reconocer las pérdidas producto de la diferencia entre el flujo de caja esperado y el valor libro de un activo, y el flujo de caja es estimado por ella.
  10. Contabilización de opciones de acciones. Las empresas tienen mucha manga ancha en cómo contabilizar el gasto de las opciones de compra de acccioes para sus ejecutivos y empleados.
  11. Inventarios y cuentas por cobrar. Al manipular la contabilización de estos activos se puede exponer la liquidez de las existencias y mejorar la probabilidad de pago de las cobranzas.
  12. Dependiendo de las reservas, contabilizar ganancias de una vez, en valores negociables, o ventas de activos para suavizar la utilidades.
  13. Cambios en los criterios de contabilización para mantener la tendencia de las utilidades.
  14. Cambio de la firma auditora. Esto puede conllevar la intención de hacer trampas. El mercado en general, castiga a las empresas que lo hacen. Producto del escándalo de Enron / Arthur Andersen, muchas empresas aprovecharon de cambiar a Artrhur Andersen y, al mismo tiempo, ser recompensadas por ello.

Standard and Poor’s introdujo un método para reducir las distoriones de las utilidades reportadas, llamado “Utilidades del negocio” (“Core earnings”), el que ajusta los ingresos netos incluyendo:

  • Gastos de opciones de acciones garantizadas
  • Cargos de resstructuraciones en curso
  • Pérdidas por amortización o depreciación de activos operacionales.
  • Costos de la pensiones
  • Gastos de Investigación y Desarrollo heredados de una adquisición.

El indicador excluye:

  • Pérdidas o ganancias por ventas de activos
  • Ganancias del fondo de pensiones
  • Pérdidas o ganancias no realizadas de instrumentos de cobertura de riesgos.

¿Cómo funciona la propaganda de las utilidades?

The Fine Art of Propaganda, un clásico en la materia publicado or el Instituto de Análisis de Propaganda de EEUU en 1939, enumera 7 técnicas básicas para diseminar información falsa:

  1. Etiquetar. “Solo un ciego invertiría en acciones con este nivel de precios”
  2. Generalizaciones superficiales: “No hay valor en el mercado con estas estratosféricas relaciones precio/utilidad”.
  3. Transferencia (hacia un nombre o a un símbolo): “Hasta que las P/E caigan a niveles de Graham & Dodd, pronosticamos un Dow Jones bajo los 100 puntos.
  4. Testimonial: “El mas antiguo inversionista que conozco está esperando que las P/E caigan bajo el 50%, para recién considerar volver a comprar”.
  5. Gente común: “No entiendo mucho del tema, pero la última vez que la P/E estuvo así de alta y los dividendos tan bajos fue en 1928”.
  6. De muestra un botón: “P/E estaban sobre el 20% en 1929 y las acciones cayeron sobre 40% en los dos años siguientes”. (no menciona que al inicio de 1950 ocurrió lo mismo y las acciones subieron 40% en los dos años siguientes).
  7. Súbete al carro: “Ninguno de los corredores de bolsa que estaban en la reunión se mostró partidaro de invertir a estos precios”.

5 Respuestas a “¡Cuidado!: La propaganda financiera tambien existe

  1. Pingback: Desarrollo Sustentable de la Industria de Recomendación de Fondos de AFP | Protege la inversión de tus ahorros previsionales·

  2. Pingback: Advertencia: No es llegar y cambiarse de fondo | ¡Para que no te cuenten cuentos!·

  3. Pingback: Lucro, emprendimiento y tu fondo | ¡Que no te cuenten cuentos!·

  4. Pingback: Quieren restringir #MultifondoLibre: cambios masivos afectan grandes intereses RT | Aumenta tu fondo de pensiones·

  5. Hola Muchas gracias por educarnos en estos temas. Super interesante la información. Saludos,

    M. Angelica Musalem

Opina aquí

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s