Para que no te cuenten cuentos: LEE DE TODO | El hábito de lectura y nuestras decisiones

Hoy dia casi nadie lee, muchos vociferan y todos estamos a merced de la propaganda de consumo, política o financiera.

libros[1]

Muy poca gente lee y dicen que cerca del 80% de los que lo hacen no comprenden lo que leen, incluídos los estratos medios y altos.

Esta es una desventaja muy grande de nuestra sociedad, porque reduce el nivel de nuestros debates a una repetición irracional de consignas, orquestadas por las distintas fuentes interesadas en inducir decisiones de consumo, de voto o de inversión.

Más grave aún es lo expuesta que queda nuestra juventud, al mismo fenómeno. Un adulto, al menos tiene la ventaja del tiempo vivido, y sabe, por experiencia que lo barato  cuesta caro, que cuando un desconocido te regala algo, en general, está ocultando una segunda intención,  y que no existen balas de plata o soluciones mágicas para los problemas que afectan a nuestra sociedad.

Para la asimilación de conceptos más complejos como que el ahorro, la inversión y la formación de capital como alternativas reales de lograr la independencia financiera, no basta, sin embargo, con la experiencia. Una persona puede pasar por la vida, en completa ignorancia del bienestar que pudo haber logrado para sí mismo y su familia, con un esfuerzo similar o menor, si tan solo hubiese tenido en cuenta algunos de estos valores básicos.

El  valor del trabajo, la perseverancia y el ahorro, son la moraleja en la Fabula de las hormigas y la cigarra. Estos valores son válidos individual y colectivamente, sea su pensamiento de extrema derecha o de extrema izquierda, aunque me dicen que tales categorías ya no existen.

Más desalentador todavía es el problema de que nadie lee ni entiende lo que lee, cuando pensamos en la internet. La cantidad de información que se encuentra disponible en la red, con acceso libre e ilimitado, se pierde absolutamente, en nuestra sociedad. ¡Es como si en la antigüedad tuviésemos acceso a la biblioteca de Alejandría, pero solo con la luz apagada!

Con metas más cercanas y concretas, como que cada estudiante lea y entienda una cantidad creciente de libros al año, ya tendríamos ciudadanos capaces de discriminar entre ruedas de carreta, propaganda y realidad. Los países que superen esta debilidad, nos dejarán atrás con una velocidad de vértigo.

Recomiendo: Siete claves para fomentar la lectura en sus hijos.

En esta dirección apunta el Plan Nacional de Fomento de la Lectura, @leechilelee y, espero, cualquier reforma de nuestro vapuleado sistema educacional.

Si ya ha leído hasta aqui, es posible que le interese ver Propaganda, #lucro, emprendimiento y tu #fondo en #AFP

Una respuesta a “Para que no te cuenten cuentos: LEE DE TODO | El hábito de lectura y nuestras decisiones

Opina aquí

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s