¡Vade retro, LUCRO!

Definido como la “ganancia o provecho que se saca de algo”, el término lucro no tiene una connotación negativa por sí mismo. Sin embargo, dicha connotación es tácita en su uso, en muchos casos.

Uno de los contextos frecuentes en que aparece el término, es en las asociaciones sin fines de lucro. De allí su connotación negativa: dichas organizaciones tienen fines altruistas, contrarias a cualquier egoísmo, por exclusión, el resto de las organizaciones están lejos de la caridad.

Es probable que el uso legal sea también causante de su negativa percepción, dado que frecuentemente se utiliza para asociar el beneficio ilegítimo que producen determinados delitos, definiendo el ánimo que guía a quién estafa, roba o comete un fraude.

Por otra parte, también  es usado para definir la ganancia o provecho no realizado como consecuencia de determinados hechos; es el caso del término lucro cesante, en donde se define como la pérdida de una ganancia legítima por parte de la víctima.

Establecida la ambigüedad del término, en lo que resta del análisis supondré que por lucro entendemos una ganancia o provecho legítimos, por dos razones: si la ley de educación se refiriera a una ganancia ilegítima, su prohibición sería redundante y, si pensamos en una ganancia ilegítima que abusa del consumidor, etc., no hay análisis posible, la conclusión obvia es que debe prohibirse en todas las actividades, no solo en la educación.

Definido como la “ganancia o provecho que se saca de algo”, el término lucro no tiene una connotación negativa por sí mismo. Sin embargo, dicha connotación es tácita en su uso, en muchos casos.

Dicho lo anterior, cabe preguntarse ¿por qué nuestras leyes prohiben la ganancia o provecho  legítimo en la educación? ¿por qué no en el resto de las actividades?.

Si es porque el Estado la subsidia para asegurar la igualdad de oportunidades y, si se permitiera el lucro, se podría lucrar a partir de los aportes de todos los chilenos, el contraargumento sería, ¿por qué en salud o vivienda, actividades muchas veces subsidiadas,  si se considera legítimo el lucro?.

El lucro es legítimo solo si es sostenible, es decir, cuando no es a costa de la pobreza de otros. Es nuestra institucionalidad la que debe equilibrar los incentivos al emprendimiento con el debido desincentivo a los abusos de toda índole. Simultáneamente, si no, sería fácil.

Anuncios

2 Respuestas a “¡Vade retro, LUCRO!

  1. Todo emprendedor busca legítimamente maximizar el lucro en su actividad comercial, es decir, que el capital invertido rente lo mas posible por unidad de tiempo. Esta maximización de la rentabilidad privada es la resulta dañina en el ambito de la educación pública; la educación que se realiza con dineros públicos. La razon es sencilla, el bien común no coincide con el interés particular en este ámbito. Por ejemplo, es bueno para el país que en la sala de clases estén representadas todas las clases sociales, pero para bolsillo de un sostenedor esto no es conveniente. Es bueno para el país que todos los niños tengan acceso a una educación de calidad, pero al sostenedor no le conviene subutilizar su inversión en “casos perdidos” o con clientes que no tengan como pagar.

    • Esto solo confirma que los servicios educacionales deben tener regulaciones especiales, tal como los de salud. Pero de allí a prohibir el lucro, es como intentar tapar el sol con un dedo. ¿Qué motivación tendría el sector privado para portar en la actividad?

Opina aquí

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s