Socialista con tu dinero, capitalista con el mío. ¿Capitalismo o Socialismo?: Un falso dilema

A casi cien años de la revolución rusa y otros tantos de guerra fría, a pesar de la caída del muro de Berlín, aún mantenemos vivo el conflicto entre dos visiones polarizadas: Socialismo y Capitalismo.

Lo que a mi juicio es un falso dilema.

libreMoSalvaje

La historia nos ha enseñado, en la práctica, los aspectos que han sido buenos y malos de una y otra visión.

  1. Estado de derecho. Los estados democráticos, en donde impera el estado de derecho, hay libertad de expresión y sistemas de elección popular, tienden a ser más sostenibles porque evitan de mejor manera la corrupción (el abuso de las minorías empoderadas) que los regímenes totalitarios.
  2. Incentivos. La libre competencia incentiva la innovación y el emprendimiento. La capacidad de competir da al hombre el incentivo necesario para trabajar cada vez más productivamente y así alcanzar una mayor recompensa. Esta recompensa, remuneración o lucro, no puede ser a cualquier costo, ni en desmedro de los intereses de sus clientes, colaboradores, socios o accionistas minoritarios.
  3. En su afán de maximización de sus utilidades las empresas tenderán naturalmente hacia el monopolio o alguna otra forma de colusión. Es el resultado del triunfo y de la derrota en la competencia por los mercados. Paulatinamente las empresas perdedoras y sus recursos serán absorbidas por las ganadoras.

Es función del Estado, entonces, desarrollar una institucionalidad antimonopólica y al mismo tiempo incentivar el emprendimiento, la innovación y la productividad.

Los futuros gobiernos serán más o menos populistas según hacia dónde dirijan o restrinjan los subsidios estatales para satisfacer la creciente demanda de educación, salud, pensiones o vivienda.

Resuelto el falso dilema entre Capitalismo o Socialismo, enfrentamos grandes amenazas y  oportunidades:

  • La amenaza: el populismo o visión de cortoplacista. Caer en la vorágine similar a la del peronismo que ha empobrecido  a la Argentina, alejándola brutalmente de su momento de gloria, cuando fue considerada una potencia mundial. El mayor problema del populismo, además del evidente aumento del déficit fiscal, es que ahoga la iniciativa de los individuos y empresas para resolver por sí solos las mismas necesidades.
  • La gran oportunidad: la visión de largo plazo de un estadista para promover el pragmatismo del Estado y la política para eliminar la corrupción e incentivar la libre competencia, la productividad, la cultura del trabajo bien hecho, el esfuerzo y el ahorro.

Dos gobiernos de Michelle Bachelet y otros dos de Sebastián Piñera, condujeron al país en la dirección contraria a recuperar la confianza, el crecimiento y la productividad. 

Esperando al estadista.

3 Respuestas a “Socialista con tu dinero, capitalista con el mío. ¿Capitalismo o Socialismo?: Un falso dilema

  1. Buen artículo y veraz. Pero llegaremos a lo mismo de siempre, «que es primero el huevo o la gallina». Para resolver la problemática que presente el libre mercado, es necesaria una política de fuertes sanciones, incluyendo corporales, a quienes infrinjan la normativa que `precisamente proteja al libre mercado, con una institución fuerte que fiscalice a quienes participan de él. Y, aquí salen los avivados de siempre, que no son mas que aquellos que protegen la colusión, la corrupción y similares, diciendo que «ello significa estatismo», y nos vuelven a meter el dedo e la boca. La ciudadanía, en su mayoría, ya aceptó el libre mercado, sigamos en él, pero regulemos la participación en él. PROPUESTA: «Ningún inversionista en Chile, puede participar, en un negocio o actividad económica, superando el 10 o 15% de participación en dicha actividad». Sabemos que mientras se desea entrar al negocio, se acepta y aplaude la libre competencia, pero una vez en él, se trata de evitar y limpiar del camino a todos los demás, Ahí se termina la libre competencia, Y, esto es lo que ocurre en nuestro Chile, conduciendo a un descontento ciudadano, que no sabemos adonde nos llevará. Y ojo, no creo en los «Nunca más».

Opina aquí

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s