La reforma a las pensiones que propone Sebastián Piñera

Acabo de salir del debate “Pensiones en Campaña” realizado en la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile.

Participaron Andras Uthoff del Comando de Alejandro Guillier, Augusto Iglesias del Comando de Sebastián Piñera, Claudia Sanhueza del Comando de Beatriz Sánchez y Guillermo Larraín del Comando de Carolina Goic.

Hay acuerdo transversal en que el enemigo de cualquier sistema previsional es la baja densidad de cotizaciones, endémico de nuestro mercado laboral. Más del 50% de los trabajadores no cotiza regularmente. Estamos en Chile. Qué sentido tiene compararse con sistemas nórdicos si en aquellas culturas es mal visto irse a la cochiguagua.

Anecdótico es que Claudia Sanhueza argumentara que, a pesar de que mi pensión no subirá el mismo 80% en que subirá mi aporte, el hecho de aspirar a una pensión digna garantizada incentivaría mi contribución. Es exactamente al revés, mientras más alta es mi pensión garantizada, mayor el incentivo a trabajar en negro y a no cotizar.

También lo es que Guillermo Larraín se manifestara partidario de mejorar el sistema de AFP y Carolina Goic anoche en TV partidaria de un sistema de reparto. Alguien va a perder su pega.

Andras Uthoff confirmó las reformas que el gobierno ingresó a discusión el 14 de agosto, con especial preocupación por los efectos de la tecnología en el empleo.

También se habló de la necesidad de asegurar el cuidado de las personas mayores de 75 años que dependieran de terceros para supervivencia diaria.

Lo que entendí de la propuesta de Augusto Iglesias me pareció simple y claro:

  • Aumento de la cotización en 4% (del 10 al 14%; me parece irrelevante repetir que sería de cargo del empleador, porque al final, todo el costo empresa es de cargo del empleador), para mejorar las pensiones a futuro
  • Aumento del gasto en el pilar solidario de un 0,8% del PIB actual a entre 1 y 1,2%, para mejorar las malas pensiones hoy, financiados con impuestos generales de la nación.
  • Incentivos a la postergación de la pensión
  • Seguros para la cuarta edad

La primera medida podría tener un efecto de aumento de las pensiones en un 40%; por ejemplo, en la actualidad, un hombre que gana 700.000, tiene un 60% de densidad de cotizaciones y suponemos rentabilidades conservadoras de 7,7%, 5,11% y 2,94% en los tres tramos, logra una pensión de $402.184, es decir una tasa de reemplazo de 57,45%

Al subir la contribución  a 14%, manteniendo el resto de las variables fijas, su pensión sube un 40%, es decir a $563.057 con 80,44% de tasa de reemplazo.

Claro que podría reducirse en un 15% la tasa de reemplazo lograda, si el gobierno actual logra imponer las restricciones a los fondos más rentables por más de la mitad de la vida previsional de los trabajadores. En este ejemplo supondremos las mismas rentabilidades solo que los tramos de restricciones aumentan en 10 años, tal como propone el gobierno:

Anuncios

Una respuesta a “La reforma a las pensiones que propone Sebastián Piñera

  1. lastima que todos los esfuerzos estan orientados a los trabajadores que no cotisan, a los que han cotizado muy poco y a los que no cotizan sencillamente.
    Que pasa con los que hemos cotizado más de 30 o 35 años o hemos cotizado por el tope, teniendo un sueldo mayor y vemos que la pensión nos llega a un 30% de nuestro ingreso real. hay alguna mejora para estos sacos o tendremos que trabajar hasta los 80 años

Opina aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s