Peligrosos síntomas de rezagofagia

Aprobado casi unanimemente en la cámara, hoy se discute en el senado el proyecto que permitiría distribuir $150.000 a cada uno de los 860.000 afiliados de menor pensión autofinanciada y menor saldo.

Este monto, de aproximadamente 210 millones de dólares, se obtendría de las cotizaciones previsionales  recaudadas por las AFP y que, por distintas razones, no se han podido asignar una cuenta individual, en 5 años o más .

Un rezago es una cotización previsional cuyos datos no son suficientes como para identificar su propiedad; por ejemplo, falta o discrepancia notable de RUT, Nombres, Apellidos, etc.

A primera vista, parece un proyecto que permitirá generar un beneficio a partir de recursos que existen y no son reclamados por nadie.

El peligro está en las consecuencias futuras.

Imagine que, llegado el momento de jubilar, Ud se da cuenta de que le faltan las cotizaciones  previsionales del año 2011 completo. Ud. sabe que trabajó todo ese año, con tal empleador, se acuerda más o menos cuánto ganaba y por lo tanto tiene una idea aproximada de los montos faltantes.

Cuando presente este reclamo a su AFP, esta le contestará que sus cotizaciones fueron distribuidos entre los más necesitados al amparo del proyecto de ley en comento.

¿Cuál  va a ser su reacción? Indignación, a lo menos.

La solución al problema del rezago no es simple, pero una medida del calibre de la que se propone (“Si no reclama pierde”) requeriría de:

  1. Amplia difusión de la medida durante un plazo no inferior a un año
  2. Disposición de herramientas de fiscalización para que los propios afiliados verifiquen la existencia de lagunas producidas por errores de información

Al respecto sugiero habilitar una “Consulta de Densidad de mis Cotizaciones” que muestre año a año la cantidad de meses cotizados y, para cada año, muestre en detalle la cotización acreditada, el mes y la identificación del empleador que la enteró.

La revisión de este estado y su conformidad debería instituirse como una obligación anual del afiliado, tal y como los cuentacorrentistas dan su consentimineto a los bancos por sus estados de cuentas y saldos.

Por ejemplo:

 

Anuncios

Opina aquí

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s