El multimillonario negocio de las rentas vitalicias

Hace algunos años se destapó el escándalo de las millonarias comisiones que obtenían los corredores de rentas vitalicias.

A raíz de esto surgió el sistema de licitación pública de las pensiones (SCOMP) que aumenta la competencia y transparencia entre los oferentes de pensiones (las AFP y Compañías de Seguros ) y los demandantes de pensiones (los trabajadores). Alivia  pero no resuelve el problema de fondo.

Para entender bien el negocio, debemos aclarar primero las modalidades básicas de pensión existentes.

Cuando llegue el momento de tu retiro, tendrás dos opciones:

  • Pensión por retiro programado. Mantienes la propiedad de tus ahorros previsionales en tu AFP. El monto de tu pensión se calcula en función de tu expectativa de vida, una tasa esperada de rentabilidad de tus fondos (tasa técnica determinada anualmente por el estado) y tus beneficiarios. Esta pensión se recalcula todos los años en UF, para recoger la rentabilidad obtenida, la nueva tasa esperada para el futuro, tu nueva expectativa de vida y la de tus beneficiarios.
  • Pensión por renta vitalicia. Al contratarla, transfieres la propiedad de tus ahorros previsionales a una compañía de seguros a cambio de una renta vitalicia en UF. Cada compañía realiza sus estimaciones de acuerdo a tu expectativa de vida, los fondos transferidos y la tasa utilizada en cada oferta.

La mayoría de las personas tiende a optar por la seguridad de una renta vitalicia porque compromete una renta fija en UF y vitalicia, en cambio el retiro programado se recalcula año a año y la pensión podría subir o bajar, dependiendo principalmente de la rentabilidad obtenida por los fondos.

La circular 2030  de la Superintendencia de Pensiones estableció la tasa técnica para los retiros programados en 3,18% para el año 2018.

Debido a la seguridad que ofrecen las rentas vitalicias, a las compañías de seguro les bastaría con ofrecer rentas vitalicias calculadas con un 3,18% anual, para ganarse todas las propuestas, ya que ofrecerán pensiones mayores o iguales que las de los retiros programados, pero con certeza futura. En realidad ofrecen rentas calculadas con tasas menores y aún así se llevan una buena tajada del mercado.

Además de estas ventajas comerciales al momento de la decisión de cada potencial pensionado, existe una ventaja aún mayor.

En este caso, a las compañías de seguros les basta con obtener un 3,18% de rentabilidad anual sobre sus inversiones (la de tus ex ahorros previsionales) para pagarte la pensión de por vida.

Cualquier exceso sobre dicha rentabilidad es utilidad para la compañía de seguros.

Observe que las rentabilidades promedio reales anuales observadas para los multifondos en los últimos 15 años superan ampliamente dicha cifra.

Fondo A Fondo B Fondo C Fondo D Fondo E
8,13% 6,25% 5,20% 4,40% 3,52%

 

Si a esto le agregamos que los pensionados no puede optar a más riesgo que el del fondo C (de riesgo intermedio), concluimos que la normativa favorece claramente a las rentas vitalicias de las compañías de seguros por sobre los retiros programados  de las AFPs.

Anuncios

Una respuesta a “El multimillonario negocio de las rentas vitalicias

Opina aquí

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s