Eso lo cambia todo

Diría que hoy la bonanza es generalizada.

Las economías desarrolladas están creciendo más rápido que nunca y la mayoría de las emergentes van en camino al crecimiento estable. Naturalmente hay excepciones. Todavía hay países muy lejos de salir de la pobreza, otros se han empobrecido por diversas razones y otros viven devastadoras guerras.

Sin embargo, si uno mira los rendimientos de las bolsas alrededor del mundo en 2018, es difícil encontrar un año con más altibajos. Y los altibajos reducen el apetito por riesgo. Producen miedo en los inversionistas y ahorrantes, a veces, búsqueda desenfrenada de refugios seguros, como los que existían antes de la crisis de 2008.

Independientemente de que las condiciones del comercio internacional fueran injustas o perjudiciales para su país, creo que la “guerra” desatada por EEUU al desconocer muchos de los tratados vigentes con sus vecinos,  aliados y China ha sido la principal causa de esta incertidumbre.

En este momento, en que varios funcionarios y los propios presidentes han declarado que avizoran las condiciones para llegar a un acuerdo comercial entre EEUU y China, casi nadie tiene dudas de que se logrará un acuerdo satisfactorio para ambas partes.

Y eso lo cambia todo.

Aunque no sabemos cuándo llegará este esperado acuerdo, hay consenso en que todos salen perjudicados mientras no se logre. Un verdadero alivio, porque no se ven razones fundamentales para que el crecimiento mundial decaiga en el corto plazo.

Lo propio debería ocurrir con los mercados financieros y, por extensión, con nuestros fondos de pensiones.

El fondo A de todas las AFP subió más de 3,3% ayer.

La volatilidad comienza a normalizarse

Principal indicador de la bolsa de Hong-Kong subió más de 4% el día en que se anunció un posible acuerdo comercial entre EEUU y China

Nuestro IPSA local acumula subida cercana al 4%

El S&P500 también reacciona positivamente.

El resultado de las elecciones de mitad de período en EEUU se dió como se esperaba y no podrían ser mejores, según mi punto de vista. (ver lo que se jugaba aquí).

La pérdida de la mayoría republicana de la Cámara de Representantes que se renovaba completa, debería contribuir a la moderación de la acción del gobierno, tanto por contar con menos cotos, como por aspirar a su chance de reelección en 2020.

Haber conservado su mayoría en el Senado, por otra parte, aleja al gobierno de una posible acusación constitucional (impeachment) y le da estabilidad a la institución presidencial.

Si quieres recibir nuestras recomendaciones de cambio de tipo de fondo suscríbete aquí:

 

Anuncios

Opina aquí

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s