Mis hijos no deberían financiar mi jubilación

Antiguamente, cuando no existían sistemas de pensión, la sobrevivencia de los más viejos dependía de los hijos. Mientras más hijos tenías, mejor pensión potencial y menor riesgo.

Con los sistemas de reparto la dependencia se hace intergeneracional, mi pensión no depende directamente de mis hijos, sino que las pensiones de toda mi generación dependen de los impuestos de la población activa (la generación que nos sigue).

Normalmente administrados por el estado, los sistemas de reparto degeneran con el tiempo en déficit fiscal y gran endeudamiento, pricipalmente por

  1. Cada vez menos trabajadores deben financiar las pensiones de más adultos mayores. El descenso de la tasa de natalidad y el aumento de la expectativa de vida hacen crecer la población pasiva y disminuir la población activa.
  2. Promesas populistas o el aumento no financiado de beneficios con fines electorales. La historia nos muestra que los gobiernos de turno ofrecen al electorado mejoras en las pensiones sin un financiamiento cierto de estos. Como esta fórmula se repite año tras año, llega un momento en que la única forma de equilibrar el presupuesto que tiene el estado es con deuda, y la quiebra es inminente cuando se financia un déficit corriente con deuda.
  3. El desvío de inversiones de los fondos sin control de conflictos de interés.
    • ¿Recuerda los préstamos hipotecarios que daban las Cajas de Previsión antiguas? Eran una ganga, permitían a unos pocos acceder a créditos casi regalados, con fórmulas de reajuste irrisorias, todo en desmedro del valor del fondo común que administraba la Caja.
    • Los criterios de inversión de los fondos distaban mucho de ser rigurosos y el administrador estatal terminaba siempre cediendo a la presión ejercida por los partidos políticos (que han necesitado siempre financiarse) y los distintos grupos de interés.
    • Los fondos de pensiones siempre son un botín de guerra para las distintas administraciones. El caso de las AFJP en Argentina es reciente y dramático.

Con el sistema de capitalización individual, vigente en Chile

  1. La calidad de tu pensión depende de tu esfuerzo y de la rentabilidad obtenida. No de la voluntad del gobernante de turno, salvo en la fijación de las pensiones mínimas y garantizadas del pilar solidario.
  2. Las normas de diversificación de las inversiones de los fondos es amplia, compleja y detallada. Considera entre otros límites por instrumento, emisor, moneda y plazo que obliga a las administradoras a operar dentro de un marco predefinido. Para que los fondos de pensiones puedan se invertidos en una empresa, esta debe ser aprobada y monitoreada periódicamente por clasificadoras de riesgo independientes. El cumplimiento de estos criterios es controlado diariamente por la .
  3. Libera a las nuevas generaciones de la responsabilidad de financiar las pensiones de las generaciones anteriores. A cambio, las nuevas generaciones deben asumir el financiamiento de la pensión propia.

Las pensiones del actual sistema no son buenas. Hay muchos aspectos que corregir; por ejemplo el monto los aportes, incluir a los independientes, mejorar la competencia y la libertad de elección y un largo etcétera (Nuestras propuestas aquí).

Nuestro sistema requiere urgentes cambios, pero muy distinto es volver a traspasar la responsabilidad del financiamiento a nuestros hijos y nietos, cuestión que hacen los sistemas de reparto.

Anuncios

Opina aquí

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s