¿Es inteligente nuestro sistema de capitalización individual?

Qué destaca y que arruga en nuestro sistema de capitalización individual.
Lo que tienen que saber los partidarios y detractores de las AFP

¿Cuándo funciona bien el sistema?

  1. Mi pensión bruta equivale al 84,26% de mi última remuneración (tasa de reemplazo).
  2. La suma de mis aportes en 37 años de cotizaciones obligatorias (sin lagunas, sin cotizaciones voluntarias) representan el 15,77% y la rentabilidad obtenida hasta hoy el 84,23%, ambos porcentajes sobre mi saldo actual.
  3. Suponiendo un promedio de cotizaciones de UF4,25 al mes (no tengo el detalle, pero no siempre gané el tope) calculo que he obtenido hasta hoy una rentabilidad promedio de 8,6% real anual.
  4. Ya llevo 4 años pensionado y hoy tengo más saldo que cuando me pensioné.
  5. Mi pensión no le cuesta un peso al estado (es decir, tus impuestos no ayudan a pagar mi pensión)
  6. Mi AFP ganó plata conmigo y seguirá ganando. Ojalá lo siga haciendo y así nunca quiebre.
  7. La rentabilidad que ha generado para mi fondo es más de 35 veces la suma total de las comisiones que les he pagado.

El sistema está concebido con mucha inteligencia desde el punto de vista de la administración de los fondos cuyo objeto principal es su rentabilidad y seguridad.

¿Cuándo no genera buenas pensiones?

Cuando no se cumplen las premisas básicas de funcionamiento:

  1. Lagunas por cesantía, trabajo independiente o informal u otras causas
  2. Subcotizaciones por que una parte de los ingresos del trabajador no son considerados para cotizar, en acuerdo con el empleador o sin él, o cuando una parte de los ingresos son obtenidos en la economía informal.
  3. Grandes pérdidas por caídas en la rentabilidad de tus fondos

¿Quién es responsable de qué?

Las AFP son responsables de obtener la mejor rentabilidad y seguridad de los fondos de pensiones: en casi 40 años han tenido un desempeño notable y no se conocen casos de pérdidas de dinero por fraudes o apropiaciones indebidas, hasta ahora. Desde 2002, con la creación del multifondo parte de esa responsabilidad es del trabajador, quien puede decidir desde entonces cuánto riesgo tomar.

Las AFP no son responsables del monto de la pensión. Esta se calcula mediante una fórmula común que es función del saldo, la edad del causante y los beneficiarios, y de la tasa técnica para retiros programados. Ninguna de estas variables puede ser modificada o alterada por las AFP.

El mercado laboral, trabajadores, empleadores y reguladores son los responsables de que haya empleo y que se cumpla con las leyes previsionales, del trabajo informal, de la calidad de las remuneraciones, de la oferta y de la demanda laboral.

El Estado, es el responsable de perfeccionar las leyes y reglamentos  que permiten el funcionamiento fluido de los mercados, de que se cumplan las obligaciones laborales y de equilibrar la permisividad o intolerancia del trabajo informal con la cesantía. En particular, también es responsable  de las fórmulas con que se calculan las pensiones.

¿Qué se debe mejorar?

Para lograr que se cumplan las premisas básicas de funcionamiento se barajan hoy día varias alternativas que van desde el aumento de la tasa de cotización obligatoria, el premio a quien postergue el momento de su pensión y variadas formas de obligar a cotizar a los trabajadores independientes.

También es urgente mejorar las fórmulas de cálculo de las pensiones, las que están bastante obsoletas.

No es posible que a una compañía de seguros le baste con obtener, en mi caso particular, una tasa de 5,07% de rentabilidad real anual, para poder financiar la misma pensión que obtengo por retiro programado, por un plazo infinito, sin jamás agotar el saldo.

Para todo ello sugerimos un conjunto de 8 medidas que mejorarían hoy las pensiones de todos sin mayores costos para el Estado (sin que pagues más impuestos)

  1. Seguro de longevidad. Limitar la edad de autofinanciamiento de las pensiones a 94 y 98 años para hombres y mujeres, respectivamente. Estabiliza las pensiones porque evita que decaigan año a año, por el solo hecho de sobrevivir. Pensiones pueden subir o bajar según la rentabilidad obtenida. El costo de subsidiar a los que sobreviven dicha edad es mínimo. Ver más aquí.
  2. Cambio de forma de cálculo de tasa técnica utilizada para el cálculo anual de las pensiones. Fórmula actual la subestima. En 2016, Superintendencia de Pensiones tuvo que reajustarla en 50%. Hoy se utiliza 3,50%. Si se usara el promedio real del fondo más conservador (3,83) las pensiones de hombres y mujeres subirían 3,85 y 5,04%. Además obligaría a las compañías de seguros a competir ofreciendo mejores rentas vitalicias.
  3. Eliminar restricciones de acceso al multifondo. Mayores de 49 y 54 años no pueden acceder al fondo A. Los pensionados no tienen acceso al fondo A ni al B. Las pensiones de las personas más tolerantes al riesgo aumentarían entre 30 y 35%, por lo bajo.
  4. 6º multifondo de rentabilidad garantizada. AFPs ofrecen garantizan una rentabilidad real anual. Fondo tendría solo las limitaciones máximas del fondo A. Si el fondo obtiene menos rentabilidad, AFP la compensa con recursos propios. El exceso es utilidad de la AFP. El mínimo podría ser la tasa de la deuda soberana. Traspasa riesgo a las AFP y las obliga a competir de verdad por rentabilidad.
  5. Aumento gradual de la contribución a 15%, incluida la comisión de la AFP. Esto hace que el costo empresa de trabajadores que ganan el mismo sueldo líquido se iguale y por otra parte, hace que la pensión futura sea mejor mientras menor comisión se paga. Contribuye a la competencia por precio. (Naturalmente, implica ajustar las comisiones actuales para que las AFP no aumenten sus comisiones producto del aumento de la contribución).
  6. Obligatoriedad de independientes. Como la mayoría recibe devolución de impuestos, la idea es eliminarla retención del impuesto y, a cambio, retener la cotización previsional y que el SII la entere la mes a mes en la cuenta individual del trabajador. Podría incluir también la cotización de salud en FONASA o en su ISAPRE.
  7. Pensiones sin beneficiarios. Las pensiones se degradan mucho por cada beneficiario sobreviviente que debe financiarse ante el eventual fallecimiento del causante. Con la medida del seguro de longevidad se asegura el autofinanciamiento de la pensión hasta los 94 y 98 años. Esto permitiría que los beneficiarios podrían optar por distribuir la herencia del saldo restante o seguir cobrando la pensión como si el causante sobreviviera hasta esa edad límite.
  8. Subsidios garantizados proporcionales a la densidad de las cotizaciones. Podemos discutir si las pensiones mínimas garantizadas son dignas y factibles de financiar por el estado. Lo que no puede ocurrir es que se incentive el trabajo informal, la no cotización y el no pago de impuestos, porque ¿para qué ahorrar, si tengo una garantía razonable?. Todos los subsidios previsionales debería tener esta proporcionalidad, excepto la pensión básica solidaria que se otorga a aquellos que nunca han cotizado por diversas razones.

Sin estas correcciones el Mercedes Benz de José Piñera no llegará hasta Arica. Es imprescindible hacer las reformas para que lo logre. A riesgo de que se le declare obsoleto por falta de bencina y carreteras adecuadas. Peor aún, que el fruto de 39 años de ahorro de los trabajadores sea expropiado, sin más explicaciones.

Opina aquí

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s