Comparte nuestra estrategia

El dinero está lejos de ser lo más importante en la vida. Siempre estará después de la salud, la felicidad, el amor y la amistad. Sin embargo, es un medio para realizar muchos de nuestros proyectos.

Horizonte de inversión

Nuestro horizonte de inversión debe ser el más largo posible, proyectarse aún después de nuestro paso a mejor vida, esto al margen de que, sin duda alguna, durante este largo período tendremos la necesidad de des-invertir, para cubrir múltiples requerimientos.

La idea es que todos estas necesidades puedan ser financiados a través de tu ahorro y la rentabilidad obtenida. Las cuentas de capitalización individual de algunos pensionados, por ejemplo, siguen creciendo, a pesar de que ya no realizan aportes y que mensualmente financian su pensión a partir de estas.

Un horizonte demasiado corto, por ejemplo, para juntar el pie para una vivienda, dañar tus hábitos de ahorro e inversión, porque pasarás 30 años pagando un crédito hipotecario y se hará más difícil. No estoy diciendo que no valga la pena dar el pie, solo que hay que mirarlo como una des-inversión necesaria y transitoria. Siempre tiene que ser posible ahorrar. Aunque sea un poco siempre será un tremendo esfuerzo. Por lo mismo no tiene sentido hacerlo sin una buena estrategia de inversión.

Estrategia dual de inversiones

En una estrategia dual de inversiones se escogen dos activos, uno de riesgo y un puerto seguro. A pesar de que, en rigor, hoy día no existen activos totalmente libres de riesgo, se puede escoger un activo de renta fija que no presente mayor volatilidad.

Actualmente operamos con dos modelos, pero podrías escoger cualquier otro par de activos:

  • En las AFP, con el Fondo A (más riesgoso) y el Fondo E (más conservador)
  • En la Bolsa de Nueva York, con el IVV (ETF que emula el índice S&P500, activo más riesgoso) y el SHY (ETF que emula los Bonos del Tesoro de los EEUU de 1 a 3 años, activo más conservador)

Observa que estamos hablando de instrumentos diversificados con calificaciones de riesgo más que aceptables, como las carteras de inversión de los multifondos de las AFP o las acciones de las 500 mayores empresas de la NYSE. No cualquier instrumento de renta fija es tan confiable como un Bono del Tesoro de los EEUU, así como, tampoco cualquier acción individual será más rentable en el largo plazo. Habrá empresas que quebrarán en el camino, aun las del S&P500.

La estrategia se basa en el análisis de las tendencias del activo más riesgoso. Sabemos que en el largo plazo, el activo más arriesgado va a ser más rentable que el activo más conservador.

Si tuviésemos que decidir y permanecer siempre en uno de  los dos activos, la decisión racional sería mantenerlos siempre en el activo de mayor riesgo.

Por ejemplo, en los 12 meses terminados el 30 de enero, el S&P500 fue mucho más rentable que los bonos. Ocurre lo mismo a 5, 10, y 30 años. Lo que no quiere decir que no convenga refugiarse en los bonos para evitar una baja del activo de riesgo. Con nuestras estrategia casi duplicamos su rentabilidad porque nos refugiamos oportunamente cuando cayeron las expectativas.

Sabemos que el activo de mayor riesgo tendrá fluctuaciones durante el tiempo. Tendrá épocas de bonanza y depresión y, es posible incluso, que sufra pérdidas significativas, como las que tuvo la renta variable en las bolsas del mundo durante la crisis subprime del 2008, que superaron el 40% en pérdidas, cuyos valores no recuperaron su nivel pre-crisis sino hasta años más tarde.

En términos prácticos significó para algunos inversionistas perder 6 años de rentabilidad, y en el caso de quien ahorra para su pensión, entre 12 y 15 años de lagunas previsionales.

Lo  esencial de esta estrategia consiste en el análisis de la tendencia del activo de mayor riesgo. Es decir, un  método confiable para decidir cuándo entrar y cuándo salir de la posición dentro del activo de riesgo. Salimos 100% del activo de riesgo para entrar 100% al activo más conservador y viceversa.

No tiene sentido hacer movimientos parciales si es que ambos activos están suficientemente diversificados.

Metodología

Dicho lo anterior, el siguiente paso es definir y escoger los métodos más eficientes para decidir entrar, salir o mantener, considerando nuestro horizonte de inversión y probar nuestras estrategias con datos históricos que ojalá contemplen al menos unos 10 años, pero por sobre todo, que contengan crisis graves. Si tu modelo de decisiones es capaz de sortear estas crisis profundas, como la del 2008, o la reciente del coronavirus, ya hay medio objetivo logrado.

A este procedimiento se le llama “back testing” y consiste en simular nuestro modelo de decisiones sobre las series históricas (back) de los precios de los activos y evaluar los resultados de cada prueba (test).

El proceso de simulación completo, debe considerar criterios de optimización de la rentabilidad total, que es la que finalmente interesa, haciendo variar los distintos parámetros que determinarán las decisiones del modelo.

El modelo debe ser capaz de simular las reglas operativas y los costos de operación.

En el caso de los multifondos, por ejemplo, una decisión de cambio de fondo se demora 4 días hábiles en materializarse, tu dinero no puede ser movido durante ese período y se concreta al valor cuota del día anteprecedente de su materialización. Aunque hasta hoy las AFP no cobran por cambiarse de fondo, esta operación tiene un costo y la ley las faculta a cobrar por cada cambio de fondo a contar del 4° dentro del año.

En el caso de las inversiones en bolsa, hay que considerar las comisiones que se cobran por cada transacción. En la bolsa de Santiago es normal que un inversionista pequeño pague 0,3% +IVA por cada operación de compra o venta, las operaciones se cierran dentro del día, pero se liquidan normalmente (pagas o cobras) dos días hábiles después del cierre.

Volatilidad y velocidad

Hay quien dice que el cambio es la única constante de nuestros tiempos.

La volatilidad de los precios de los activos financieros va en constante aumento con fluctuaciones cada vez más amplias y frecuentes. El mundo demoró casi 30 años en superar la crisis financiera del 29, la del 2008, casi 6 años.

La más reciente crisis, la provocada por la pandemia del coronavirus en febrero de 2020, produjo pérdidas bursátiles entre 30% y 50%, los activos recuperaron su valor en tan solo 6 meses.

Este aumento de la volatilidad, por sobre lo que podríamos denominar “normal”, se explica por la acción de grandes capitales especulativos (golondrina los llamaron alguna vez), por la facilidad que provee la tecnología, las comunicaciones y la inteligencia artificial para informarse, decidir y moverse rápidamente de una inversión a otra prácticamente sin limitaciones de montos, instrumentos , monedas, ubicación geográfica, en lo que demora un clic.

Para agregar un pelo más a esta sopa, ahora ya no es necesario poseer un gran capital para iniciar una operación especulativa de gran escala. Basta utilizar las redes sociales y convencer a cientos de miles de personas a seguirte en una decisión de inversión.

El caso reciente del subforo de reddit.com que indujo a millones de inversionistas a comprar y mantener acciones de GAMESTOP, está aún en desarrollo. Han hecho subir el precio un 1.204% (de 17 a 225 dólares en 1 mes) y tienen en las cuerdas a varios fondos de inversión que apostaron a que los precios caerían. Tarde o temprano esa burbuja se reventará. Cuando el organizador decida vender su parte o cuando la acción deje de subir porque ya no hay más inversionistas que piensen que una empresa puede aumentar su valor de esa manera sin haber ningún hecho esencial conocido que lo justifique.

El caso GAMESTOP / Reddit.com

¿Qué sigue?

Supongamos que ya diseñaste, probaste y optimizaste tu modelo hasta el límite de tus capacidades; ¿qué viene ahora? Recién comienza la pega.

Ahora tienes que alimentar tu modelo con la información de los precios de los activos relevantes, correrlo, ver si la recomendación es arriesgar, mantener o refugiarse y actuar en consecuencia. Todos los días.

Además, debes asegurarte de contar con una herramienta que te permita medir tus resultados. No tiene mucho sentido ejecutar una estrategia y no medir y evaluar sus resultados. Sería como navegar a ciegas. Todos nuestros planes cuentan con herramientas para hacerlo.

Finalmente, cada cierto tiempo, tendrás que actualizar tu modelo agregando los datos del nuevo período para ajustar la configuración de sus parámetros a la nueva realidad. Nosotros realizamos este proceso, al menos, una vez al año.

Si requieres asesoría para el diseño, construcción y pruebas de tus propios modelos, no vaciles en escribirnos.

Si deseas, en cambio, beneficiarte de nuestras estrategia y modelos a través de nuestras recomendaciones, sucríbete a FondoAlerta aquí

Para ver nuestros resultados al cierre del año 2020

Opina aquí

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s