No son las instituciones, son las personas que ejercen y postulan a cargos de elección popular las que no dan el ancho. El diagnóstico es equivocado, auto flagelante y masoquista.

Basta observar la avidez de poder, la ignorancia y la soberbia de líderes que viven y mueren por la aprobación y voto de la galería, la que les permite usar el poder para sus intereses. Esto está pasando transversalmente, desde la extrema izquierda a la extrema derecha, y no solo en este gobierno, sino desde hace más de 25 años.

El mundo entero atraviesa por una crisis sanitaria de proporciones y una guerra que no parece dar tregua. Las ayudas de los estados han despertado procesos inflacionarios en la mayor parte de las economías.

Los problemas de las cadenas de suministros, el trabajo remoto y la percepción de que no es tan urgente volver a encontrar un trabajo dado la disponibilidad de ayudas, plantea un escenario totalmente nuevo a las autoridades políticas y económicas.

Según el presidente de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras, en saldos de cuentas vista y corrientes, actualmente hay entre 3 a 5 veces más de lo que había antes de la pandemia.

En nuestro país se agrega al mismo cóctel el narcotráfico, la delincuencia, la inmigración descontrolada y el terrorismo intocable en la Araucanía, y obtiene un gobierno que parte apabullado en sus primeros 30 días.

Además de todo lo anterior, y más grave que todo, es que se está discutiendo “seriamente” seguir sacando recursos de los fondos de pensiones de los trabajadores. Unos proponen sacar el 100%, otros el 10%, otros permitirlos condicionados al pago de pensiones alimenticias en mora y otros tantos tipos de deudas, a pesar de las advertencias que todos los expertos previsionales y económicos han realizado y cuyos nocivos efectos han efectivamente ocurrido con los primeros 3 retiros ya aprobados.

Los fondos de pensiones, que acumulan más MMUS$172.000 (ciento setenta y dos mil millones de dólares) a febrero de 2022, son propiedad fruto del esfuerzo y ahorro individual de cada uno de los trabajadores chilenos que han confiado su administración a las AFP bajo la supervisión de la Superintendencia de Pensiones.

Estos fondos no deberían ser tocados más que para financiar las pensiones de los propios titulares de dichas cuenta de capitalización individual, la ley dice que son inembargables y heredables.

Ninguna de las numerosas comisiones que estudiaron reformas al sistema de pensiones recomendó sistemas de reparto porque en el mundo está demostrada su ineficacia. En cambio, todas recomendaron sistemas mixtos; es decir, con ahorro individual y con ayuda del estado. Y coinciden en que las magras pensiones otorgadas por el actual sistema es problema del exiguo aporte que realizan los trabajadores, a su vez debido a la informalidad, las bajas remuneraciones y a la cesantía recurrente, todas cuestiones que deben ser resueltas por cualquier sistema de pensiones que pretenda poder sostenerse en el tiempo.

La campaña por destruir el sistema de capitalización individual (NO+AFP), que no ofrece solución alguna a los problemas mencionados de informalidad, bajas remuneraciones, ni cesantía:

  1. Ha patrocinado sistemáticamente las leyes de los sucesivos retiros anteriores y lo seguirá haciendo. Su objetivo, parcialmente logrado (ya hay 4,5 millones de trabajadores que han quedado sin saldo alguno en sus cuentas individuales obligatorias) es que a la mayor parte de los trabajadores le sea indiferente una expropiación ya que, llegado el caso, no tendrían nada que perder. Lo seguirán haciendo con el cuestionable e ingenuo apoyo de parlamentarios de centro derecha.
  2. Basta sumar y restar para darse cuenta que si llegan a imponer su sistema de reparto, para que este pague pensiones dignas, necesariamente tendrían que expropiar los fondos de cada uno de los trabajadores y traspasarlos al nuevo fondo común, a riesgo de partir quebrados. ¿Con qué plata se pagarían las pensiones del primer mes?

Opina aquí

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s